Buscar en

C40 CIUDADES

El C40 es una red de casi 100 ciudades que trabajan para llevar a cabo la acción urgente que se necesita ahora mismo para hacer frente a la crisis climática. Los alcaldes de las ciudades del C40 se han comprometido a utilizar un enfoque basado en la ciencia y en la colaboración para ayudar al mundo a limitar el calentamiento global a 1,5 °C y a construir comunidades sanas, equitativas y resilientes.

 
 

Las ciudades miembros del C40 se ganan su membresía a través de la acción. El rasgo más distintivo del C40 es que funciona con requisitos basados en el rendimiento. Los miembros son aprobados por el Comité Directivo de alcaldes del C40, que establece los criterios mínimos de adhesión y garantiza la integridad del C40 como red de líderes climáticos. Las ciudades miembros deben cumplir estos requisitos o abandonar el C40. Junto con el hecho de trabajar en un grupo de ciudades líderes en el mundo que adoptan medidas climáticas ambiciosas e innovadoras, este enfoque crea una competencia positiva que anima a las ciudades del C40 a ir aún más lejos en sus esfuerzos para hacer frente a la crisis climática.

OBJETIVOS PRINCIPALES

La misión del C40 es reducir a la mitad las emisiones colectivas de carbono de sus ciudades miembros en el plazo de una década, mejorando al mismo tiempo la resiliencia y la equidad y creando las condiciones necesarias para que todo el mundo pueda prosperar. La crisis climática, agravada por la pandemia del COVID-19, requiere una respuesta global sin precedentes. Las ciudades saben lo que hay que hacer para limitar el calentamiento global a 1,5° Celsius, y saben que lograr este futuro sin riesgos climáticos solo es posible si actuamos ahora y en colaboración con otros niveles de gobierno, empresas, sociedad civil y ciudadanos.

PROYECTOS CLAVE

El objetivo del C40 es ayudar a sus ciudades a la hora de aplicar sus sólidos planes de acción climática con base científica, que están alineados con el objetivo de 1,5 °C del Acuerdo de París y priorizan el aumento de la resiliencia climática y la equidad. Por ello, el C40 seguirá de cerca la cumbre de la COP26. Si se consigue, las ciudades del C40 verán reducidas sus emisiones en consonancia con la reducción a la mitad de sus emisiones colectivas para 2030.

En los próximos años, el C40 cambiará sus recursos regionales en profundidad para centrarse en las acciones climáticas más prioritarias y de mayor impacto en cada región. Cuando preste asistencia, se concentrará en su capacidad única de apoyar a los alcaldes para que defiendan y promulguen políticas ambiciosas y a veces difíciles, creando coaliciones de apoyo y facilitando el intercambio de conocimientos entre pares.

Por encima de todo, el C40 ayudará a sus alcaldes a utilizar su sólida trayectoria a nivel nacional para aportar esperanza, energía, buenas prácticas y una visión unificadora a los demás.

Director de la diplomacia de la ciudad